De libros a infografías.

Nuestra realidad política es muy distinta a la de mediados del año pasado. No sólo han cambiado los gobernantes, sino que se busca un cambio de régimen que implica una alteración de los equilibrios a que estábamos acostumbrados; incluso la forma de comunicar los logros y las intenciones del gobierno ha cambiado.

Y cuesta ajustarse a la nueva realidad, pero ese ajuste necesario es a la vez una oportunidad para reinventarse, para revisar creencias y valores.

Todo esto se está reflejando en la cultura constitucional, esto es, en la manera de concebir para qué sirve y cómo se interpreta la Constitución; en esta época en que el Presidente de la República habla de un cambio posible de la misma para un sexenio próximo, y que el Presidente de la Corte explica su visión sobre la misma en un artículo, es posible que las formas en que hemos enseñado el derecho constitucional deban de cambiar.

Con un Ejecutivo que se mueve en ocasiones como oposición, que utiliza un lenguaje a la vez histórico y moderno, con órganos autónomos que unos cuestionan mientras otros defienden, con mayorías sólidas en las cámaras, ¿habrá que hacer ajustes en nuestras creencias sobre la Constitución? ¿En la manera de hablar de ella y de interpretarla?

Debo ser claro: no digo que deba haber cambio en la forma en que nos acercamos a todas las ramificaciones del texto constitucional, lo que afirmo es que debemos revisar la forma en que lo hacemos, porque la realidad política es otra.

Eso también implica un reto en cuanto a la manera de enseñar. ¿Podrían usarse en las clases las ruedas de prensa mañaneras del Ejecutivo? La amplia actividad en Twitter de los nuevos funcionarios, ¿puede ser el material de ejercicio con las y los alumnos?

Tal vez al lado del estudio de una sentencia o del análisis de criterios, debamos ahora proponer la disección de un comunicado de prensa, o de la manera en que se interpreta un dicho en las redes; es más, probablemente usted ya lo hace así.

Antes se escribían libros para explicar una línea jurisprudencial, ahora se hacen infografías, porque con la prisa diaria muy pocas personas pueden ponerse a leer (a menos que sea libro electrónico)

Nueva realidad exige nuevos métodos; no hablo de crear teorías, sino de revisar los marcos conceptuales desde los que partimos e intentar una nueva pedagogía que no termine, permítame la expresión, por poner vino nuevo en odres viejos.

Es un reto que también impacta a jueces y litigantes. Pero tal vez su más inmediato efecto debe sentirse en las aulas, para abordar con un espíritu abierto pero crítico los sucesos novedosos que vivimos.

COMPARTIR

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Artículos

RELACIONADOS

EL FORO DONDE SE DIFUNDEN Y ANALIZAN LAS NOTICIAS

Recibe noticias semanales

Suscríbete a nuestro boletín

Aviso de Privacidad

Foro Jurídico © 2021