portal foro jurídico lavado de dinero

Lavado de dinero: un virus que se propaga

“La rendición de cuentas, de la mano con la transparencia”

Humberto Alexander

 Cuando escuchamos que en los tribunales, en las calles, al sostener una plática con amigos, familia y en mayor medida de las noticias, que existe algún caso en el que se está lavando dinero, lo primero que se nos viene a la mente es: delito, dinero sucio, red de corrupción, dinero falso, pero pocos sabemos de su origen como tal.

Si nos remontamos a su origen tenemos que en la época de 1920 en Chicago, había un grupo de personas que se dedicaban a delinquir, ya que algunos tenían negocios de alcohol no permitido, apuestas y prostitución; estos delincuentes (así llamados) compraron lavanderías como un negocio completamente legal. Pero aquí había un disfraz, porque al final de cada día las ganancias que obtenían por los negocios alcohol, apuestas y prostitución las juntaban, quedando en conjunto justificadas como obtenidas en actividades legales producto del trabajo de las lavanderías, lo cual les permitía utilizar el dinero sin problema alguno.

Había un personaje norteamericano llamado Meyer Lanski, quien creó también en Nueva York una cadena de “lavaderos” que servían para blanquear los fondos provenientes de la explotación de casinos ilegales. Este personaje lo que hacía era recoger el dinero en efectivo de los casinos, dentro de las cajas de su cadena de lavanderías para que después lo depositaran en un banco y con ello se ocultara su procedencia ilícita.

Así con el dinero ilícito obtenido de los casinos, ingresaba el capital a un banco a través de las lavanderías; de ahí el término lavado de dinero.

La pregunta ahora sería qué es el lavado de dinero, para que una vez plasmada su definición pongamos sobre la mesa las etapas que se agotan cuando se comete este delito.

La respuesta es sencilla: lavado de dinero es hacer legal el dinero ilegal.

De entrada es una actividad que se encuentra prohibida y sancionada por la legislación mexicana (artículo 400 Bis del Código Penal Federal), no con el nombre de lavado de dinero, sino “operaciones con recursos de procedencia ilícita”.

Funciona en forma de círculo, lo que merece mayor explicación:

En términos sencillos podríamos explicar el lavado de dinero como la circulación de recursos obtenidos ilegalmente, esto es, a través -por ejemplo- del narcotráfico, robo, dinero obtenido de apuestas no autorizadas, compra venta de armas no permitidas, entre otros ilícitos, pero que a ese dinero se le va dar una apariencia legal, ya que es depositado en una institución bancaria en la que con facilidad pueden realizarse transacciones económicas legales.

Verbigracia: una persona que vende drogas obtiene una ganancia de cuarenta mil pesos. Ese dinero lo deposita ante una institución financiera –sin que ésta tenga conocimiento de su procedencia- entonces aquí hay un grave problema, porque cuando el sujeto realice transacciones o pagos de dinero por medio de esa cuenta bancaria, ya le está dando una circulación a ese dinero ilícito pero con apariencia legal y es legal en el sentido de que la escuela de su hijo –por ejemplo- que reciba un depósito de dinero de tal cuenta, no puede darse cuenta que el dinero proviene de una venta de drogas que hizo el sujeto (papá del menor estudiante).

Partiendo de lo anterior podríamos afirmar válidamente que el lavado de dinero es un delito derivado, es decir, para que se actualice, necesariamente debe preexistir otro delito llámese venta de armas ilegal, robo, fraude, apuestas no autorizadas, por citar algunos. Esto lo menciono porque precisamente el dinero obtenido con la comisión de los delitos que pongo de ejemplo, será el mismo dinero utilizado para hacer alguna transacción bancaria por una empresa que está legalmente constituida (como el de las lavanderías en Nueva York).

Como ya habíamos señalado, conviene ahora referirnos a cuáles son las etapas de la operatividad del lavado de dinero.

Llevar a cabo la operación de lavado de dinero implica agotar tres fases, a saber:

  1. a) Colocación. Ejemplo: cuando el sujeto lavador introduce sus ganancias ilícitas en el sistema financiero, mediante un depósito bancario en efectivo. El dinero lo obtuvo de una venta ilegal de armas y ahora lo deposita en una cuenta bancaria sin problema alguno.
  2. b) Estratificación o intercalación. Verbigracia: envío del dinero a través de diversas transacciones financieras para dificultar su rastreo.

Esta es la fase más compleja, porque una vez que el banco no se da cuenta de que el dinero depositado proviene de actividades ilícitas, tiende a autorizar las transacciones sin dificultad alguna. Entonces, si previo a esta etapa no fiscaliza los fondos que son depositados en una cuenta, difícilmente habrá chance de que se percate de su origen ilícito.

  1. c) Integración. Ejemplo: la reinserción de los fondos ilegales en la economía. Los fondos aparecen como legítimos y pueden ser reutilizados. Aquí ya los fondos fueron utilizados para pagar un acto o actividad lícita, verbigracia, cubrir una colegiatura de la escuela, y la institución educativa no tiene manera de verificar su ilicitud.

Ahora bien, valdría la pena aquí preguntarnos: ¿Qué sujetos intervienen en la operación del lavado de dinero?

Podemos deducir que para que se actualice la figura de lavado de dinero, participan dos sujetos:

  1. a) Por una parte, aquella persona física o moral, que a través de actividades ilícitas obtiene dinero y lo logra introducir a una institución financiera.
  2. b) La institución financiera, en la cual se deposita el dinero y a través de la cual se realizan transacciones con la finalidad de ocultar su origen ilícito.

Hasta aquí hemos explicado el significado, origen, fases y sujetos que convergen en la operatividad del lavado de dinero, por lo que ahora la pregunta relevante cosiste en ¿Qué propuestas de solución existen para –por los menos- disminuir la operación del delito?

La respuesta es la transparencia y, las instituciones bancarias jugarán un papel muy interesante para la solución del problema, ya que son los bancos los entes que a través de medidas, incluso automáticas, pueden detectar el lavado de dinero.

Desde mi punto de vista uno de los grandes principios –y lo quiero manejar como principio porque lo operaremos las personas- es precisamente la transparencia, que va de la mano con el control que haga la institución financiera respecto de sus clientes.

“Haz de tus principios y valores, un hábito en tu vida”

COMPARTIR

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Artículos

RELACIONADOS

EL FORO DONDE SE DIFUNDEN Y ANALIZAN LAS NOTICIAS

Recibe noticias semanales

Suscríbete a nuestro boletín

Aviso de Privacidad

Foro Jurídico © 2021