foro jurídico desarrollo social

El desarrollo social es nuestro gran reto

La Ley General de Desarrollo Social  en su artículo 1º establece que tiene por objeto:

“I. Garantizar el pleno ejercicio de los derechos sociales consagrados en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, asegurando el acceso de toda la población al desarrollo social…

V. Fomentar el sector social de la economía…” entre otras.

El desarrollo social ha sido usado como bandera política y hay quienes pretenden hacer de esta obligación del Estado un nuevo manejo clientelar en materia electoral, muchos lo han logrado con éxito y una vez que han accedido al poder público abandonan a los grupos sociales dejándolos en un deseo de avance que no llegará en el corto plazo.

También hay quienes utilizando la bandera del desarrollo social han planteado el regalar dinero de una forma selectiva ciertos grupos sociales a sabiendas de que potencialmente les llevaran votos a las urnas siguiendo de nuevo el ejercicio clientelar planteando una forma distinta con el mismo fin; ganar elecciones y el mismo final, dejar a la gente con la ilusión de que recibirán dinero pero este sólo llegará a unos cuantos que se encargarán de hacer crecer la esperanza de algo que será imposible porque el gobierno no cuenta ni contará con los recursos para regalar dinero a todos a quienes se los ha prometido.

Ante estas acciones que se han realizado desvirtuando el espíritu del desarrollo social tenemos un gran reto por delante; crear y hacer que permeé la cultura del verdadero desarrollo social y organizados con las diferentes comunidades exigir a los distintos niveles de gobierno que se cumpla lo establecido en nuestra Constitución y en la Ley General de Desarrollo Social.

Para lograr esto se requiere un trabajo de fondo que no se logra en un corto plazo, para esto propongo los siguientes puntos de inicio:

  1. Recorrer el país trabajando con las distintas comunidades escuchando sus necesidades.
  2. Una vez entendidas las necesidades ayudarles a organizarse a través del dialogo comunitario para priorizar sus necesidades.
  3. Habiendo sido priorizadas las necesidades acudir a las autoridades para plantear lo que las comunidades requieren y trabajar en conjunto sociedad y gobierno generando avances claros en la dirección que las comunidades lo requieren.
  4. Fomentar en las comunidades un dialogo constante que dará a nuestra patria la reconstrucción del tejido social.
  5. De forma pacífica y ordenada las comunidades deben de dar seguimiento a las prioridades a resolver previamente pactadas con los gobiernos y en caso de que estos últimos no cumplan exigir siempre dentro del marco de la Ley que se realicen las obras o programas acordados con las comunidades.
  6. Además de la intervención del gobierno, hemos de fomentar las unidades productivas comunitarias dando prioridad a lo que se produzca en cada una en su mayoría para poder penetrar los mercados locales, crecer a regionales, nacionales y en un futuro los internacionales.

Entendamos que gran parte de la razón de ser del Estado actual es lograr que los ciudadanos vivamos cada día con un nivel de mejor desarrollo, para lograr esto necesitamos la dualidad de instituciones fuertes y comunidades organizadas que coadyuven al crecimiento del desarrollo nacional.

Defendamos las instituciones.

Te puede interesar: La valía de los adultos mayores

COMPARTIR

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Artículos

RELACIONADOS

EL FORO DONDE SE DIFUNDEN Y ANALIZAN LAS NOTICIAS

Recibe noticias semanales

Suscríbete a nuestro boletín

Foro Jurídico © 2021