portalforojuridico-enlaopinionde-Trata de Personas

Reflexiones sobre la Trata de Personas en México

En la Opinión de

Co autora: Adriana Hernández Landa

La trata de personas es un hecho delictivo que se traduce en el uso de una persona con intenciones de aprovechamiento en beneficio propio o de un tercero, implementando el empleo de la coerción o la restricción a su libertad individual. La trata de seres humanos es estimada como una manera de esclavitud contemporánea, y una de las execrables transgresiones a los Derechos Humanos. Con la concreción de este delito, al ser humano se le transforma en cosa que puede ser mercantilizada; en nuestro país es el tercer delito más fructífero, ulteriormente del narcotráfico y el tráfico de armas.

“La trata transforma a las personas en cosa que puede ser mercantilizada; en nuestro país es el tercer delito más fructífero, ulteriormente del narcotráfico y el tráfico de armas.”

I. Entorno internacional

A partir del 2006, el Consejo Económico y Social (ECOSOC) de la ONU instó a las agencias intergubernamentales para cooperar más en este tópico, a fin de vigorizar el auxilio técnico a las naciones para atender el reto sobre la trata de personas. Entonces, el gobierno del Estado Constitucional de Japón organizó una reunión de coordinación de organizaciones internacionales que se afanan para contrarrestar tal ilícito.[1]

Es oportuno indicar que, las organizaciones participantes (OIT, OIM, UNICEF, ONU Mujeres, ACNUR y UNODC) resolvieron prolongar el brío iniciado y plantearon la instauración de un Grupo Interinstitucional de Coordinación contra la Trata de Personas, el cual se estableció en marzo de 2007. Subsecuentemente, en 2010, la Asamblea General de la ONU estableció un Plan de Acción Mundial para Combatir el Tráfico de Personas, apremiando a los Gobiernos Nacionales a vencer esta tragedia. Este programa emplaza a completar la guerra contra la trata a través de los programas de las Naciones Unidas para el impulso y la asistencia de la seguridad global. Un suministro decisivo del Plan es vaticinar un Fondo Voluntario Fiduciario para las víctimas del tráfico, fundamentalmente mujeres y niños, cuyo intento fue para proporcionar el apoyo y el auxilio auténticos e inmediatos a las víctimas de la trata, por medio de los donativos a organizaciones no gubernamentales especializadas: el sentido es prevalecer a las víctimas resultantes de conflictos armados o que sean parte de fenómenos migratorios o de refugiados. Posteriormente, en 2013, la Asamblea General sostuvo una reunión para evaluar el Plan de Acción Mundial.[2]

Por supuesto, los Estados miembros acogieron el documento A/RES/68/192 y eligieron el 30 de julio como el Día Mundial contra la Trata, en el instrumento se fija que el día es ineludible para “concientizar sobre el contexto de las víctimas del tráfico humano y para suscitar y resguardar sus derechos”.[3] Por ello, para septiembre de 2015, los Estados Constitucionales sancionaron la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible y admitieron efectuar los designios y los fines vinculados con la lucha contra la trata: finiquitar la trata y la violencia contra los niños, que se asumen las providencias contra la trata en general, y que se concluya con cualquier forma de agresión dirigida a las mujeres y niñas, y de su explotación. Un año después se concretó la Cumbre respecto a los Refugiados y los Migrantes para afirmar la Declaración de Nueva York, cuyos Estados Nacionales se involucraron en atender varios aspectos, como lidiar la trata de personas y el contrabando de migrantes. En este escenario, es primordial tener presentes a los siguientes instrumentos internacionales que se involucran:[4]

Regionales: Convención Americana sobre Derechos Humanos; Convención Interamericana para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra la Mujer (Convención de Belém do Pará); Declaración Americana de los Derechos y Deberes del Hombre; Declaración Interamericana para Enfrentar la Trata de Personas; Manual para la Participación de la Sociedad Civil en las Actividades de la Organización de Estados Americanos (OEA).

Universales: Convención relativa a la Esclavitud; Convención sobre los Derechos del Niño; Convención Suplementaria sobre la Abolición de la Esclavitud, la Trata de Esclavos y las Instituciones y Prácticas Análogas a la Esclavitud; Convenio Internacional para la Supresión del Tráfico de Trata de Blancas, firmado en París el 18 de mayo de 1910, enmendado por el Protocolo firmado en Lake Success, Nueva York, el 4 de mayo de 1949; Convenio para la Represión de la Trata de Personas y de la Explotación de la Prostitución Ajena y Protocolo Final; Convención Internacional para la Supresión de la Trata de Mujeres y Menores; Convención Internacional relativa a la Represión de la Trata de Mujeres Mayores de Edad; Declaración de los Derechos del Niño; Declaración Universal de Derechos Humanos; Declaración sobre la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer; Directrices sobre la justicia en asuntos concernientes a los niños víctimas y testigos de delitos; Directrices sobre Protección Internacional (ACNUR 2006); Convención sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra las Mujeres y su Protocolo Facultativo; Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos; Plan de Acción Mundial de las Naciones Unidas para combatir la trata de personas; Primer Protocolo Facultativo del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos; Protocolo contra el Tráfico Ilícito de Migrantes por Tierra, Mar y Aire, que complementa la Convención de las Naciones Unidas contra la Delincuencia Organizada Transnacional (Protocolos de Palermo); Protocolo para Prevenir, Reprimir y Sancionar la Trata de Personas, especialmente Mujeres y Niños, que Complementa la Convención de las Naciones Unidas contra la Delincuencia Organizada Transnacional; Protocolo que Enmienda la Convención sobre la Esclavitud, firmada en Ginebra el 25 de septiembre de 1926; Protocolo que modifica el Convenio para la Represión de la Trata de Mujeres y Menores concluido en Ginebra el 30 de septiembre de 1921 y el Convenio para la Represión de la Trata de Mujeres Mayores de Edad, concluido en la misma Ciudad el 11 de octubre de 1933.

II. Escenario nacional

Leyes federales: Ley General para Prevenir, Sancionar y Erradicar los Delitos en Materia de Trata de Personas y para la Protección y Asistencia a las Víctimas de estos Delitos; Reglamento de la Ley General para Prevenir, Sancionar y Erradicar los Delitos en Materia de Trata de Personas.[5]

Leyes estatales: Ley para Prevenir, Erradicar los Delitos en Materia de Trata de Personas y para la Protección y Asistencia a las Víctimas de estos Delitos en el Estado de Baja California.

  1. Modalidades

A. Esclavitud

Se concibe como la influencia de una persona sobre otra, quitándole su libre albedrio para prescribir desenvueltamente de su ser, de sus bienes, y se adiestren sobre ella caracteres del derecho de propiedad. De tal manera, el estado de siervo se consigue: por “deudas” (la posición que resulta para alguien por el hecho de que un deudor se haya comprometido a brindar sus oficios personales o sobre quien despliega autoridad, por lo que se erige como una garantía de deuda, al no limitarse su duración ni definir la naturaleza de dichos servicios), y por “gleba” (a quien se le imposibilita canjear su condición a vivir o a trabajar sobre una tierra que concierne a otra persona, y se le constriña a proporcionar servicios, remunerados o no, sin que pueda dejar la tierra que incumbe a otra persona, y aquel que despliegue derechos de propiedad de una tierra que involucre también derechos sobre personas que no puedan abandonar dicho espacio físico).[6]

“Una de las modalidades de la trata de personas es la esclavitud que consiste en la influencia de una persona sobre otra, quitándole su libre albedrío para prescribir desenvueltamente de su ser, de sus bienes, y se adiestren sobre ella caracteres del derecho de propiedad.”

B. Prostitución

El aprovechamiento sexual se puede generar por medio de la prostitución, la pornografía, las exhibiciones públicas o privadas de índole sexual, el turismo sexual o cualquier otra acción sexual gratificada por medio del artificio, la coacción física o moral, la arbitrariedad de poder, el beneficio de un entorno de vulnerabilidad, menoscabo grave o amenaza de perjuicio peligroso, o el ultimátum de denunciarle ante autoridades en razón a su circunstancia migratoria en el país o cualquier otra injusticia derivada del empleo de la ley o procedimientos legales, que cause que el sujeto pasivo se sujete a las pretensiones del activo.

C. Explotación laboral

Impera cuando una persona consigue, directa o indirectamente, utilidad indebida, económica o de otra cualidad, de modo ilícito, por medio del trabajo ajeno, subyugando a alguien a experiencias que transgredan su dignidad,[7] tales como, “condiciones peligrosas o insalubres”, sin los favores ineludibles conforme a la normatividad laboral o las leyes imperantes tocante al impulso de un rubro de la economía; el porte de una clara incongruencia entre el monto de trabajo ejecutado y el desembolso verificado por ello, o la evidencia de un salario en los parámetros mínimos de lo jurídicamente concebido.

D. Trabajo o servicios forzados

Se gesta cuando se emplea el uso o amenaza de la fuerza física, de una a otra persona, o empleando la fuerza o la intimidación por medio de una organización criminal; a través de un daño grave o amago sobre esa persona que la sitúe en un estado de fragilidad, y por medio de la arbitrariedad o tentativa de la denuncia ante las autoridades de su calidad migratoria irregular en nuestra patria, o de cualquier otra exigencia ilegal o respecto a un procedimiento judicial, que incita que el sujeto pasivo se avasalle a escenarios inicuos o que infrinjan su decencia.[8]

E. Mendicidad obligada

Se intenta conseguir un provecho al exigir a una persona a solicitar caridad o subvención contra su voluntad, apelando a la intimidación de daño grave, al empleo de la fuerza u otras conveniencias de opresión o el artificio.

F. Uso de menores de 18 años en actividades delictuosas y adopción ilegal

Se ha transformado en una situación desafiante y progresiva, en la cual influyó recientemente la desaceleración económica originada por la situación del covid-19, aunado a otras causas que originan pobreza (económica, espiritual, formativa, etcétera).

“El uso de menores de 18 años en actividades delictuosas y adopción ilegal se agravó durante la desaceleración económica originada por la situación del covid-19, aunado a otras causas que originan pobreza (económica, espiritual, formativa, etcétera).”

De manera muy cercana, tocante la adopción ilegal, conforme a la Ley General contra la Trata de Personas, esta actividad se estima como una particularidad de aprovechamiento, desde dos ángulos: al padre, tutor o quien tenga autoridad legal, que entregue o reciba a un menor, incluso en adopción, en términos de lucro, y a quien también, con ese imperio legal, facilite o recoja en adopción a un menor, sin considerar los requisitos jurídicos sobre el particular, y en consecuencia, logre un provecho.[9]

G. Matrimonio forzoso o servil

Cuando se exija alcanzar matrimonio con una persona de modo gratuito o por un pago en dinero o en especie entregado a sus progenitores, tutor, familia o a cualquier otro individuo o conjunto de ellos que desempeñe una autoridad sobre él; se constriña a lograr matrimonio a alguien, con el propósito de prostituirla o reducirla a esclavitud o usos análogos, o conceda o trasfiera una persona a un tercero, a título oneroso, de forma gratuita o de otro modo.

H. Tráfico de órganos, tejidos y células de seres humanos vivos

Este rubro es una de las actividades criminales más lucrativas, se materializa con la extracción, venta y adquisición ilegal de órganos, tejidos y componentes de seres humanos vivos o cadáveres. Comprende a quien efectúe la extracción, separación u adquisición de un órgano, tejido o células de seres personas a cambio de una ventaja o a través de una transacción comercial, sin apreciar las formas clínicas lícitas para las cuales se ha alcanzado la conveniente anuencia, conforme lo fijado por la Ley General de Salud.

I. Experimentación biomédica ilícita en seres humanos

Se refiere a quien emplee sobre una persona o un grupo de ellas medios, sistemáticas o medicamentos no idóneos reglamentariamente y que quebranten los preceptos lícitos sobre el particular.

2. Desafíos en torno a la migración en el siglo XXI

El ilícito penal analizado es de dimensiones globales, el cual incide en casi todos los estados nacionales, ya sea como lugar de comienzo, trayectoria y punto final, como la frontera norte de México.[10] Se trata de un ilícito que se refiere respecto a la explotación a mujeres, niños y hombres con profusas intensiones, del cual desde comienzos del siglo XXI hasta hoy día se estiman cerca de 250,000 víctimas de trata reveladas en nuestro planeta. De ahí la trascendencia de lograr eficacia en la cooperación de las instituciones públicas involucradas en la atención del ilícito indicado, en la salvaguarda de los derechos humanos.


[1] Sobre la relevancia de la cooperación internacional entre los Estados Constitucionales, se consultó a Francisco Contreras Vaca. Derecho Internacional Privado. Parte general. México, Oxford, 2017), pp. 73 y ss.

[2] Para ubicarnos en el escenario global en estos tiempos, a partir de un paradigma jurídico, acudimos a César Sepúlveda. Derecho Internacional. México, Porrúa, 2017, p. 239.

[3] Con respecto a la relevancia de la edificación del Derecho Internacional sobre Tratados, se consultó a Jorge Alberto Silva. Derecho internacional sobre el proceso. México, Porrúa, 2011, pp. 467 y ss.   

[4] Indagamos en documentos normativos internacionales, la obra de la SCJN y ONU-DH. Compilación de Instrumentos Internacionales. Tomo I. México. SCJN/ONU-DH, 2002, pp. 3 y ss.

[5] En relación con el diseño, configuración y redacción de cuerpos legales, para concretar los “valores”, “máximas universales”, “principios” o “derechos humanos” de una manera asertiva, como el “bien jurídico tutelado” en el delito de “trata” (la “dignidad” de la persona), consultamos a Federico Carlos Sainz de Robles. Ensayo de un Diccionario Español de Sinónimos y Antónimos. Madrid, España, Aquilar, 1976, p. 1091 y Antonio Benito Mozas. Ejercicios de sintaxis. Teoría y práctica. Madrid, España, EDAF, 1994, p. 61.

[6] Acerca de las nociones legales legendarias contextualizadas en el ámbito romano, consultamos el libro Cuerpo del derecho civil romano. Primera parte. Instituta-Digesto. Barcelona, Jaime Molinas Editor, 1889, p. 124; Beatriz Bernal y José de Jesús Ledesma. Historia del derecho romano y de los derechos neorromanistas (desde los orígenes hasta la Alta Edad Media). México, Porrúa, 2006, p. 37.

[7] Respecto al “universo de los conceptos” o “primicias eternas” de la persona (derechos humanos), consultamos Isaiah Berlin. “El sentido fundamental de la libertad es estar libre de cadenas” y el Libro de la filosofía. México, Penguin Random House, 2020, p. 280.

[8] Ramón Sol. Palabras mayores. Diccionario práctico de la lengua española. Barcelona, Urbano, 1996, p. 80.

[9] Afín a concepciones legales añejas vinculadas al ser humano, contextualizamos en Henrik Brenkman, Historia de las Pandectas. Madrid, Universidad Carlos III de Madrid, 2016, pp. 67 y ss.

[10] Para asimilar la edificación de una “cosmovisión fronteriza”, indagamos en Jorge Luis García Ruiz. Presidio. Soldados del rey. La historia documentada de 300 años en la frontera norte. Texas, Asociación Cultural Héroes de Cavite, 2023.  

COMPARTIR

Artículos

RELACIONADOS