foro jurídico sindicatos

Paraíso Sindical en Jaque

No es ningún secreto que los Sindicatos en nuestro país han gozado de inmunidad fiscal desde sus inicios, cierto es también que nos encontramos en una encrucijada política como nación y que las modificaciones que se realicen en esta supuesta transformación tendrán eco en el Derecho Laboral y Fiscal de nuestro país por muchos años.

Resulta triste, pero inapelable observar que no existe una oposición seria, y la que pretende serlo está completamente debilitada, por lo que el Gobierno Federal parece no tener un ente antagónico con quien interactuar, ante esta situación y toda vez que la estrategia mediática de esta administración consiste en designar papeles de “malos” y “buenos”, (el bueno siempre va a ser el Estado, obviamente), al no tener un digno oponente optó por crearlo. ¿Y quién será este nuevo oponente común?, ¿quién será el nuevo enemigo del Estado a quien todos los mexicanos debemos combatir?, pues se ha decidido que todo aquel que pretenda no contribuir o distraer sus obligaciones taxativas.

¿Cómo entran los sindicatos en esta interacción?, bien, pues ya hemos establecido que los Sindicatos gozan técnicamente de inmunidad taxativa, pero ¿por qué nadie había hecho nada antes?, no perdamos de vista que la nueva administración no gozaba ni goza de la bendición de los gremios obreros añejos, quizás en el colectivo de los trabajadores sí, pero no en las cúpulas y ello no deja de ser preocupante para sus intereses, ya que sin el control de las fuerzas obreras, los factores productivas del país están en riesgo considerable de colapsar, ó al menos, de hacerle pasar fuertes dolores de cabeza, como lo fue el caso de las Huelgas en Tamaulipas. Pero, no se puede atacar a las organizaciones sindicales de manera frontal, publicitariamente se verían mal, ¿acusando abiertamente a los gremios obreros?, sería una condena mediática, por lo que se ha decidido “preparar el mantel”.

Hace solo unos días, la Unidad de Inteligencia Financiera, anunció sus intenciones de influir en la legislación para que se considere mayor vigilancia sobre los fideicomisos y Sindicatos que realicen una actividad vulnerable, ¿qué podríamos considerar cómo una actividad vulnerable?, pues a estimación de la UIF: Donaciones que superen los ciento treinta y cinco mil pesos. Definitivamente existirá una lista considerable de Sindicatos que han recibido diversos tipos de donaciones y desde luego que los de mayor número de agremiados con mayor razón.

Por otro lado, ya hemos escrito acerca del atropello que representa la redacción de la fracción VI del artículo 110 de la Ley Federal del Trabajo tras la más reciente reforma, misma que dota al trabajador de la facultad de decidir acerca de que se le descuente o no la cuota sindical. Analicemos un poco, ¿esto implica que el trabajador puede solicitar que se le represente, pero sin aportar a cambio de esa representación?, ¿esto a quien va a empoderar?, ¿al patrón?, ¿al trabajador? Cuidado, esto puede representar simplemente una debilitación dirigida por parte de la “legalidad” hacia los sindicatos, el no recibir cuotas únicamente debilitará a las organizaciones colectivas y entonces, ¿quién fungirá como contrapeso en la relación Obrero – Patronal?, ¿deberíamos asumir que todos los gremios sindicales lavan o pretenden lavar dinero?, ¿Qué todos los gremios reciben donaciones con falsos propósitos?, de poner cuidado a la orientación que se le esta dando a la legislación con estas pretensiones…

COMPARTIR

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Artículos

RELACIONADOS

EL FORO DONDE SE DIFUNDEN Y ANALIZAN LAS NOTICIAS

Recibe noticias semanales

Suscríbete a nuestro boletín

Aviso de Privacidad

Foro Jurídico © 2021