foro jurídico Ley del uso de la fuerza

Ni Quintana Roo ni México son un paraíso

Generalmente, la discusión en México sobre las policías gira en torno a puntos en específico; falta de profesionalización, ineficiencia para combatir el crimen, corrupción y otros tantos factores que no son más que un reflejo del descuido institucional que se vive dentro de las mismas corporaciones en todos los niveles y rangos policiales.

Este fin de semana fuimos testigos del asesinato de Victoria, una mujer migrante proveniente de El Salvador que elementos de la policía de Tulum, aplicaron una técnica de control corporal en total desproporción a su nivel de resistencia, esta atroz escena nos recordó el asesinato de George Floyd a manos de policías del estado de Minneapolis, Estados Unidos. Ambos casos no solo tienen en común el impacto social o que pertenecen a minorías desprotegidas y desatendidas por el Estado,  que incluso puso en evidencia el racismo y xenofobia, sino que la causa de su muerte fue a causa del uso excesivo  de la fuerza.

En México, de acuerdo a la Ley Nacional de Uso de la Fuerza, que rige el actuar de los elementos de seguridad, señala los niveles de uso de la fuerza; presencia, persuasión, reducción física de movimientos, utilización de armas incapacitantes menos letales y utilización de armas de fuego letal, siendo estas dos últimas las que menos se tienen que utilizar. La policía, como una fuerza de seguridad, tiene varias facultades, entre ellas las detenciones, sin embargo, la fuerza que se emplea en ellas se contempla en el artículo 22[1] de esta Ley, en donde se presta énfasis en que el uso de la fuerza tiene que ser “racional, subsidiaria y proporcional”.

En ese sentido, el caso de Victoria es el símbolo de los otros asesinatos fantasmas de civiles a manos de policías, los cuales no son documentados o puestos al escrutinio público, por ejemplo, el “Monitor de Uso de la fuerza Letal en América Latina[2]”, realizado por el CIDE y  el Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, lo más preocupante es que, de acuerdo a esto, en México no existen datos oficiales sobre el actuar de los elementos en este rubro. A nivel Federal, la SEDENA ha negado proporcionar información sobre estos decesos desde el 2014 al 2019.

Ya se nos había demostrado que Quintana Roo no es ningún paraíso, en noviembre del año pasado, policías apoyados por la Guardia Nacional abrieron fuego en contra de feministas y manifestantes que intentaban tomar el Palacio de Municipal de Cancún como una forma de protesta legítima para exigir justicia por el feminicidio de Alexis, no supimos nada más sobre la responsabilidad de quien sea que haya dado esta orden, más que el Director de la Policía fue retirado de su cargo y por ahora en los pormenores del caso de Victoria solo sabemos que la Fiscalía de Quintana Roo “ejercerá acción penal en contra de los elementos”, en comparación con el caso de George Floyd en donde  un gran jurado está próximo a resolver sobre la responsabilidad del policía y sobre la reparación del daño para la familia en el caso de que este sea condenado.

Finalmente, la policía no nos cuida, debería de hacerlo, pero aun así, tenemos que asumir la responsabilidad y exigir que el gobierno cumpla con su obligación no solo de tener policías capacitados, sino que apueste e invierta en su profesionalización. Así pues, la policía es una moneda, una cara en la que percibimos sus ineficiencias y otra cara que refleja la escasez en sus derechos laborales y la corrupción interna con la que se lía.

[Te puede interesar: Se prepara el terreno para las víctimas de la corrupción]

[1] Artículo 22. Cuando para la detención de una persona sea necesario hacer uso de la fuerza, el agente deberá: I. Procurar no ocasionar daño a la persona susceptible de detención y velar por el respeto a la vida e integridad física de ésta; II. Utilizar de forma racional, subsidiaria y proporcional, los distintos niveles de uso de la fuerza, conforme a los niveles contemplados en esta Ley, y III. No exponer a la persona detenida a tratos denigrantes, abuso de autoridad o tortura. En cualquier caso, será aplicable lo dispuesto por el último párrafo del artículo anterior

[2]  http://www.monitorfuerzaletal.com/informes 

COMPARTIR

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Artículos

RELACIONADOS

EL FORO DONDE SE DIFUNDEN Y ANALIZAN LAS NOTICIAS

Recibe noticias semanales

Suscríbete a nuestro boletín

Aviso de Privacidad

Foro Jurídico © 2021