foro jurídico portalforojuridico-4Tmitaddelcamino-HOME

Imprecisiones de la 4T a la Mitad del Camino

Artículo central

El pasado 1 de diciembre se cumplieron tres años de la llegada de Andrés Manuel López Obrador al poder, tres años en los que las descalificaciones a cualquiera que critique a su gobierno no se hacen esperar, bien sabido es que al presidente le exaspera que se cuestione su forma de gobernar, aun cuando abiertamente algunas de sus decisiones se contrapongan a la legalidad. No pocas veces ha demeritado a académicos que han expresado su descontento con la forma de gobierno actual, incluso ha lanzado ataques en contra de miembros de universidades públicas, ha mencionado que son las personas con un nivel de estudios de licenciatura o más los que critican y atacan a su gobierno, creando desde un inicio un alto grado de polarización en la, ya de por sí, quebrantada sociedad mexicana.

Es necesario señalar que, aunque no existe una represión brutal como en los regímenes antiguos, los espacios de crítica que han costado mucho construir y subsistir en este país se encuentran en franca resistencia toda vez que los seguidores férreos de la 4T y de su máximo líder ejercen tal presión para desmoralizar, minimizar y acotar las manifestaciones de inconformidad de la sociedad,

Una “represión retórica”, como la ha llamado el investigador del Centro de Investigaciones y Docencia Económicas (CIDE), Mauricio Merino.

¿Qué sería de nuestro gobierno sin el respaldo del pueblo?

Lo que muchos han calificado como la urgencia del jefe de Estado mexicano por tantear su aprobación lo llevaron a realizar, como es costumbre, un evento multitudinario para dar un mensaje por el tercer aniversario de su gobierno. Acompañado de su gabinete, el Presidente inició su discurso diciendo: “Como en los mejores tiempos, nos volvemos a concentrar en este Zócalo democrático de la capital de la República”. Recordemos que ese espacio ha sido testigo de su movimiento de resistencia, como lo llamó.

Con aproximadamente 250 mil asistentes procedentes de todo la República, el AMLO Fest, o baño de masas, como lo han sugerido algunos críticos de su administración, además de sucederse en pandemia, con nada de cuidados sanitarios, politólogos consideraron que el evento fue más bien un homenaje a sí mismo. Por su parte, Marko Cortés, dirigente del PAN, aseveró que “el país no tiene nada que festejar, puesto que las familias mexicanas viven los peores momentos de violencia e inseguridad, desempleo y crisis económica en lo que va de este siglo”.

No obstante, el presidente dio muestra de capacidad de convocatoria y frente a sus miles de seguidores desplegó las acciones con las que su gobierno mantiene las finanzas públicas sanas. “La pandemia no desembocó en una crisis de consumo, gracias, como ya lo expresé, a las remesas y a los apoyos de los programas de bienestar que llegan y se aplican de abajo hacia arriba. No como antes que primero eran los de arriba porque decían que si llovía fuerte arriba goteaba abajo, como si la riqueza fuese permeable o contagiosa. ¡Qué se vayan al carajo!”. Para hablar de sus programas sociales, el presidente aseguró que, casi todas las comunidades de México cuentan con una ayuda, con un apoyo, para mitigar la pobreza y mantener viva la esperanza en el porvenir. Reiteró que su sueño es lograr que el sistema de salud deteriorado en el periodo neoliberal se convierta en uno de primera clase y la salud sea un derecho universal.

Asimismo, hizo un repaso de las reformas, como la educativa, para rectificar la calidad de la enseñanza. Mostrando optimismo, declaró que pronto saldremos de la crisis económica, gracias a que no hubo endeudamiento durante la pandemia, y a la recaudación de ingresos. Apuntó que las finanzas públicas permitirán llevar a cabo las obras de infraestructura emblemáticas de su administración. Enfatizó que logrará el objetivo de dejar de comprar en el extranjero gasolinas y diésel y defendió la reforma eléctrica que aún está por discutirse en el Congreso. Destacó las acciones de las fuerzas armadas y rechazó las acusaciones de querer militarizar al país. “No se ha ordenado a las Fuerzas Armadas que hagan la guerra a nadie”, dijo.

Para cerrar su discurso de una hora, el presidente aseguró que lo importante es que se han sentado las bases para la transformación del país, apeló a la conciencia del pueblo. “Hoy se respeta la Constitución, hay legalidad y democracia, se garantizan las libertades y el derecho a disentir; hay transparencia plena y derecho a la información, no se censura a nadie. Desde el poder federal no se organizan fraudes electorales como era antes”, repitió. Llamó a todos a participar en la revocación de mandato para expresar su apoyo a su gobierno.

Represión retórica

A pesar de mostrarse como un mandatario de corte liberal, el Presidente muestra tintes autoritarios desdibujando las diferencias con los regímenes que tanto ha denostado a través de su discurso político.

Pero como en toda democracia hay cabida para los espacios de crítica y su promoción debería ser fundamental, la Feria Internacional del Libro (FIL) Guadalajara del 2021,este año sí se llevó a cabo de manera presencial, albergó voces críticas que han mostrado inconformidad por declaraciones de López Obrador, así como lo han hecho en otros sexenios, por lo que el presidente de la FIL, el exrector de la Universidad de Guadalajara (UDG), Raúl Padilla López, señaló que desde su inicio la FIL ha “irritado e incomodado al poder”.

Padilla defendió la manifestación de opiniones que se generan en la FIL y enfatizó que si el conocimiento y crítica que nace de una casa de estudios, “molesta al poder, lo sentimos mucho, no lo hacemos con esa intención, sino con la intención de asegurar que todas las ideas sin cortapisa y con absoluta libertad se puedan expresar dentro de esta feria”.

Así como el ex rector de la UDG, muchos otros especialistas han defendido sus posturas críticas, incluso siendo o habiendo sido cercanos a Andrés Manuel López Obrador.

Mauricio Merino, reconocido politólogo quien en algún momento demostró admiración y cercanía con el Presidente, durante su participación en el Seminario Internacional Corrupción y Política en América Latina, en la FIL de Guadalajara 2021, sostuvo que, contrario a lo que sostiene AMLO, los académicos y las instituciones educativas, sí han denunciado y enfrentado actos de corrupción en gobiernos pasados. Merino calificó como calumnias las aseveraciones del Presidente cuando dice que los investigadores callaron como momias y agregó que “para ser momias, somos unas momias muy ruidosas. No es verdad lo que ha dicho el presidente López Obrador y hay que decirlo, porque como parte de la defensa de la democracia debemos enderezar la verdad y no tolerar de los poderes públicos, de ningún poder público, sea el que sea, incluso el más alto, como es el caso, la mentira y la calumnia”, adujo el también exconsejero del Instituto Federal Electoral (IFE).

Enfatizó que existe empeño en desprestigiar a instituciones como el Instituto Nacional Electoral (INE), el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI) y a instituciones académicas como el CIDE o la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). “Hablo por mí, para no comprometer a nadie, porque sé que hay mucho miedo a la represión retórica, política, jurídica y física que desatan las palabras del Presidente de México”, acentuó. Más tarde, mostró una serie de publicaciones e investigaciones forjadas desde el CIDE, que exponen y denuncian corrupción, opacidad y abusos desde el poder político de gobiernos anteriores.

El también director de la asociación Red por la Rendición de Cuentas (RRC) reconoció que es casi imposible que el Presidente rectifique su postura y menos cuando se trata de instituciones que ha estigmatizado. Algunos especialistas consideran que dicha postura parte de una estrategia de comunicación política para debilitar todo punto de oposición y crítica hacia su administración para fortalecer su imagen ante sus seguidores.

El politólogo instó a no dejar que nadie desde su posición de poder, abuse de su condición sin rendir cuentas y sin resistencia alguna, “porque ese abuso sistemático es la causa original y eficiente de la corrupción”. Merino quien en algún momento elogiara al hoy Presidente de México, puede contarse como uno de los que muestra su desencanto.

Rezagos y falta de propuestas

Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano participó en el Foro Igualdad Frente a Libertad, Libertad Frente a Igualdad: ¿Es Posible Resolver la Tensión Perenne?, organizado en la FIL Guadalajara 2021, si bien destacó los esfuerzos por elevar los salarios mínimos y los programas sociales para los grupos más vulnerables, el fundador del Partido de la Revolución Democrática, que cobijara a AMLO, también lanzó algunas críticas a la actual administración. Recordó que un gobierno se mide por sus logros e hizo comentarios poco halagadores: “Así estoy viendo al país con muchos rezagos todavía y sin propuestas para cómo superar estos problemas de pobreza, empleo, inseguridad, escaso crecimiento económico, deterioros ambientales todas las cuestiones que tiene que ver con género”.

Además, aseguró que “nos faltan propuestas de las entidades políticas, empezando por el gobierno, propuestas que nos digan cómo recuperar el crecimiento de economía, cómo llevar a cabo una reforma fiscal que ha sido una demanda de prácticamente sectores de izquierda y derecha”.

El excandidato presidencial abundó sobre su crítica a todo el sistema político del país, “no veo iniciativas de quienes tendrían la obligación de presentar iniciativas como son, entre otros, los partidos políticos que buscan, al final de cuentas, gobernar al país”. Además de enfatizar que, en temas de seguridad, “no tenemos paz interna en el país […] Hay que ganar la paz para garantizar seguridad y ampliar y consolidar nuestras libertades”. Cárdenas mostró su preocupación ante el actual panorama de la nación, sin un proyecto claro, sin propuestas reales y de confrontación.

Vacío del poder

Aunque no ocurrió durante la FIL, la crítica del aún morenista y exdiputado, Porfirio Muñoz Ledo, captó la atención de muchos, pues en diferentes ocasiones ha reprochado acciones tanto de AMLO como de otros morenistas, en esta ocación no dudó en hacer un análisis del futuro cercano del movimiento obradorista. Días después del evento masivo con motivo al tercer aniversario de la llegada al poder de AMLO, durante la ceremonia en la que fue condecorado con la Medalla al Mérito Ciudadano Benito Juárez, del partido Movimiento Ciudadano, Muñoz Ledo declaró que el “zocalazo”, como designó a la última reunión de AMLO en la plaza principal, es querer llenar un vacío de poder.

“No es un prodigio de popularidad, sino de organización, algo teme [López Obrador] y lo lamento, yo creo que está sintiendo el vacío del abandono del poder, de manera que ya no es prematura, sabiendo además que el nivel de concentración de poderes que existe en México no es ni heredable ni repetible, que por fuerza de la política, de la economía, de la sociedad y de las ambiciones este régimen de concentración de poderes tenderá a desgajarse en los próximos meses, antes de que se cumplan dos años”, enfatizó Muñoz Ledo.

Asimismo, el expresidente de la Cámara Baja reflexionó acerca de la oportunidad de renovar realmente la política en el país, similar a Cárdenas, Ledo coincide en que se debe empezar a pensar en qué pasará después de AMLO: “Viviremos entonces una gran oportunidad que necesitamos todos para reflexionar, se acaba un periodo de concentración de poderes, ¿cuál será la función del Estado en un mundo globalizado y dominado por la cibernética y las telecomunicaciones? ¿Cómo se organizarán los poderes públicos en un mundo que requerirá el concurso de los poderes subnacionales, de los Estados, y de los integrantes de la sociedad? esa es la respuesta que debemos encontrar, el México que viene en un mundo globalizado, y esa es tarea de todos y para todos”.

Respecto al hiperpresidencialismo, el político también recalcó que el poder no puede concentrarse en una sola persona. Desde el cambio de presidencia de Morena y en la reconfiguración de la Cámara de Diputados en la que no fue electo para reelegirse como diputado. Muñoz Ledo ha demostrado su inconformidad con proceso internos del partido, aunque fue invitado formalmente por Movimiento Ciudadano a unirse a sus filas, el exdiputado sigue considerándose parte de la 4T siempre expresando su opinión respecto a la situación del país, del gobierno y al interior de su partido.

Pensar en lo que sigue

Con la promesa de desterrar la corrupción y hacer un cambio profundo en la política mexicana que llenó de altas expectativas a los ciudadanos, el proyecto de nación que inició en 2018 no ve con claridad la meta, si bien el discurso del Presidente y de su gabinete, así como de sus operadores políticos, es mantener la idea de que todo va viento en popa y los objetivos se cumplen a la perfección, la desesperación o frustración inunda cada vez más la arenga presidencial. No obstante, éramos conscientes de que seis años en el poder serían insuficientes para cambiar la difícil situación nacional, tampoco se vio desde el inicio una estrategia concreta, más bien se desplegó un discurso ideológico y acciones poco planeadas que de a poco ha dejado ver los grandes huecos que todavía existen.

A pesar de que se generó una idea de un gobierno más democrático e incluyente, los ataques a la libertad de expresión no han cesado y se espera que estos tres últimos años exacerben la crispación del presidente, acrecentando la polarización, al ver que el tiempo se termina y su proyecto no está del todo consolidado.

Toda vez que la alternancia ha generado un espacio más amplio para consolidar la incipiente democracia del país, es necesario reflexionar acerca del rumbo que se tomará en tres años, sin una propuesta real de los partidos políticos de oposición, con el desencanto de la ciudadanía, sin un candidato contundente rumbo al 2024, un proyecto que se desdibuja y con el fantasma de la dictadura perfecta, México se encuentra a medio camino de la llamada “cuarta transformación” sin saber si el sucesor o sucesora será el idóneo para dar seguimiento al proyecto de nación o al proyecto ideológico que empezó inició tres años atrás y con muchos retos económicos y sociales, en un entorno político regional agitado y en un contexto mundial severamente afectado por la pandemia.

COMPARTIR

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Artículos

RELACIONADOS

EL FORO DONDE SE DIFUNDEN Y ANALIZAN LAS NOTICIAS

Recibe noticias semanales

Suscríbete a nuestro boletín

Foro Jurídico © 2021