Foro Digital de Disrupción Legal Covid-19: El Llamado al Escenario para el Abogado Digital

Foro Jurídico organizó el pasado mes de septiembre el Foro Digital de Disrupción Legal Covid-19: El Llamado al Escenario para el Abogado Digital, como parte de la edición de Los Abogados Digitales más Disruptivos de México, donde participaron los miembros de la generación 2020 de dicha iniciativa, así como los directores de las principales plataformas de Firma Electrónica en México, que también formaron parte de esta edición, para compartir sus experiencias sobre cómo combinar la práctica jurídica y la tecnología para mejorar los servicios legales. Asimismo, se abordaron los retos que han enfrentado los despachos de abogados y las empresas en la pandemia causada por el Covid-19. A continuación, se expondrá lo más relevante de las destacadas intervenciones de los ponentes que asistieron al Foro.

Retos Legales de los Negocios en la Era Digital post Covid

En el primer panel, Retos legales de los negocios en la era digital post Covid, Carolina Machado, Directora Jurídica de Uber Latinoamérica, comentó que su trabajo inició en medio de la pandemia; y uno de los retos más complejos a los que se enfrentó, con el cierre de ciudades en la región, se enfocó en el aspecto regulatorio por la velocidad de respuesta que se requirió. Lo más crítico fue vigilar tantas ciudades con un equipo de abogados encargados de no violar la regulación de cada una de ellas. Por ejemplo, en México los organismos de la administración pública cerraron sus puertas cuando Uber tenía varios temas pendientes de resolver. En octubre del año pasado Uber hizo una oferta para comprar Cornershop, durante el proceso de debate jurisdiccional para discutir si este tema le correspondía resolver a la Cofece o al IFT. Se cruzó la pandemia y, como consecuencia, este proceso que debió durar diez días se extendió a seis meses.

Angélica Santiago, Directora Jurídica de IBM, compartió que lo interesante de trabajar en IBM es que el activo más importante es su gente. De los 18 años que lleva trabajando en esa empresa lo que más destaca son las políticas de diversidad e inclusión que se implementan, desde temas de equidad de género, hasta temas de personas con discapacidad. Cuando decidió formar una familia se preguntaba qué tan difícil sería desempeñar ambas facetas, la de abogada y la de mamá; dichas políticas, que ya eran consideradas en IBM desde hace 15 años como home office, flex time, etc., la ayudaron a tomar su decisión. Para Angélica Santiago, las herramientas tecnológicas nos han ayudado a construir carreras profesionales y ahora, con la crisis de la pandemia, a continuar cooperando de manera ininterrumpida.

Por su parte, María Fernanda Ramo, Directora Legal de Amazon México, explicó que durante los primeros días de la Jornada Nacional de Sana Distancia, había poca claridad sobre cómo enfrentar la situación, tanto por parte de las autoridades, como por las empresas y organizaciones, por lo que se vieron obligados a dialogar y establecer reglas para que Amazon pudiera seguir operando como actividad esencial. La empresa balanceó el tema del riesgo legal, de cumplir con lo que las autoridades exigían y, al mismo tiempo, cubrir las necesidades del cliente, rubro que no era fácil de entender.

Disrupción en los Servicios Legales

En el segundo panel Disrupción en los servicios legales, el abogado y programador, Ignacio Bermeo, compartió que una de las características de su equipo es ser perseverantes. Cuando inició su empresa, Trato, en 2014, los despachos jurídicos o empresas todavía realizaban el proceso jurídico de forma manual, gracias a su persistencia cambiaron dichas actividades, y con la pandemia se aceleró el uso de la tecnología, lo que ayudó a concretar el reto de Trato: convencer a los abogados de que debían digitalizar sus procesos jurídicos.

“De los 18 años que lleva trabajando Angélica Santiago en IBM, lo que más destaca son las políticas de diversidad e inclusión que se implementan, desde temas de equidad de género, hasta temas de personas con discapacidad.”

Martín Castro, CEO de Contacta Abogado, identificó las necesidades del sector legal en términos de marketing. Actualmente hay despachos que carecen de una imagen corporativa y si bien muchos abogados utilizan las redes sociales u otros portales digitales para su beneficio, todavía hay un gran número de profesionistas que no se han sumado al 100% a esta transformación digital. Cada acercamiento que su empresa tiene con un abogado ayuda a obtener un desarrollo más concreto, más enfocado en las necesidades mercadológicas de los abogados y los despachos.

Mientras tanto, para mejorar la profesión del abogado, la hacktivista en el Frente Nacional para la Sororidad, Stephanie Enríquez, propuso que se debe pensar fuera de la caja, no quedarse solamente con lo que se aprende en la academia, sino crear talentos enfocados en abogados tecnólogos, analistas y científicos de datos, tener conocimientos en project managing y ODR. Enríquez planteó la siguiente reflexión: ¿Los abogados en el futuro serán licenciados en Derecho como es ahora? Retomando el significado de la palabra abogado, persona que aboga por otra, un activista es también un abogado. Consideró que se deben cuestionar estos conceptos, lo que se está haciendo y lo que se quiere lograr.

“Actualmente hay despachos que carecen de una imagen corporativa y si bien muchos abogados utilizan las redes sociales u otros portales digitales para su beneficio, todavía hay un gran número de profesionistas que no se han sumado al 100% a esta transformación digital”: Martín Castro.

Finalmente apuntó que la innovación significa retar a la comodidad, en ese sentido no se debe encasillar al abogado en un concepto único ya que puede cumplir diversas funciones, desde un abogado penalista, hasta un corporativista, un laboralista, un penalista, un fiscalista y una gran variedad de especialidades que existen en el campo del Derecho.

De acuerdo con Melina López, Directora de Milagencia Legal, la pandemia generó una reacción súbita por parte de los abogados en general, algo que los abogados digitales ya tenían previsto. Ahora en la competencia también se centran personas que no necesariamente son abogados, sino que son profesionistas de cualquier otra rama del conocimiento que se dan cuenta de las necesidades del sector legal, y aprenden a utilizar las herramientas y servicios legales necesarios, por lo que los abogados están quedando relegados. Si el abogado no se sube a la ola de la transformación, quedarán atrasados. Milagencia Legal, combina temas de diseño con Derecho, al cual denominó branding legal, que ofrece soluciones a una diversidad de clientes.

Ilán Eichner, CEO de Firma y Ya, expuso que vivimos en un mundo de inmediatez, de herramientas precisas para necesidades específicas, un mundo interdisciplinario y de adaptación, de confianza, incluso de cosas que no conocemos y van surgiendo a la realidad. Para generar el cambio, en primer lugar, se debe escuchar al cliente para resolver cualquiera de sus necesidades con las herramientas que se tienen a la mano. En segundo lugar, se debe analizar el entorno para comprender la situación y no esperar la oportunidad para probar nuevas soluciones. Por ejemplo, Firma y Ya, tuvo la fortuna de realizar la primera transacción inmobiliaria con activos digitales en Latinoamérica, lo que significó una experiencia enriquecedora en el sentido de cómo resolver nuevos problemas de forma novedosa. Este tipo de decisiones proporcionará resultados diferentes dentro de la práctica jurídica y los más agradecidos de todos serán los clientes.

El Gran Ganador de la Pandemia: la Firma Electrónica

El segundo día del evento fue dedicado a la firma electrónica ya que con la pandemia las empresas se vieron obligadas a contar con mecanismos para firmar a distancia que en su mayoría no tenían. Inició el evento con la conferencia Tipos de firma electrónica, a cargo del Dr. Alfredo Reyes Krafft, consultor internacional y socio en Lex inf IT Advisors, quien en su intervención explicó que la firma electrónica simple tiene la misma validez que la firma electrónica avanzada, lo que distingue a la avanzada de la simple son dos aspectos: que es oponible a cualquier persona; y una ventaja operativa considerable: el no repudio, contenido en la ley de firma electrónica. Asimismo, expuso las diferencias entre la firma digital y la firma electrónica avanzada, en Europa, en UNCITRAL, en la propia ley modelo, se hace referencia a ella como firma electrónica avanzada por un tema de la neutralidad tecnológica porque la digital es un tipo de tecnología y lo que se persigue es que no se limite a un tipo de tecnología específica el concepto o modelo de firma. Por eso en UNCITRAL en México se denomina firma electrónica avanzada y cuando hablamos de una firma digital nos referimos a una especie de firma electrónica avanzada.

En el panel Implementación y casos de firma electrónica, Gabriel Carrillo, Director General de Doc2sign, indicó que la falta de promoción por parte de las autoridades ha derivado en una mala difusión de las leyes sobre la tecnología de la firma electrónica. Existen todos los elementos jurídicos para lograrlo y en Doc2sign les ha tocado desde origen convencer a las áreas jurídicas y laborales de que tienen los elementos para la defensa cuando en realidad la ley es la que dice que los tienen. La Ley Federal del Trabajo contiene dos artículos, el 7.7.6 y el 8.36, elementos aportados por los avances de la ciencia donde se define qué hacer en caso de una controversia. Actualmente, el principal aliado es el abogado, quien fue el más difícil de convencer, una vez convencido se convirtió en el principal promotor porque la tecnología le simplifica el trabajo.

Rodrigo Gómez, CEO de Legalario, inició su empresa con el fin de ofrecer una plataforma que acercara a la gente que no tenía acceso a servicios legales de calidad por diversas razones. El primer producto que se ofreció fueron formatos de contratos para que las personas a través de cuestionarios pudieran personalizar un documento y tenerlo bien redactado por un abogado. Después se incorporaron otros servicios como servicios en línea y la firma electrónica avanzada del SAT, hace dos años lanzaron un producto dirigido a empresas que contempla tres módulos: la creación de un contrato a través de plantillas programadas, tanto las de Legalario como las de los propios clientes; un gestor documental y el módulo de firmas electrónicas donde se puede elegir el tipo de firma, el nivel biométrico, etc. Legalario ofrece diversos tipos de firma para cada transacción que el cliente quiera realizar: la Fiel, la firma autógrafa digital, o a través del teclado con un intercambio de contraseñas y tokens y con un dato biométrico.

Karla Cárdenas, Directora General de Flising Firmenti, destacó una parte relevante, la implementación en la organización, poner en práctica las cuestiones de originación digital, que cumpla con toda la legalidad.

“La falta de promoción por parte de las autoridades ha derivado en una mala difusión de las leyes sobre la tecnología de la firma electrónica.”: Gabriel Carrillo.

Una de las primeras implementaciones que realizó Firmenti fue hace dos años con el Mobile Suite, un producto modular para integrar el proceso onboarding de originación digital. La necesidad principal que tenía esta SOFOM, era generar sus productos de crédito de una manera mucho más ágil desde el contacto con el cliente, hasta el análisis de crédito y autorización del mismo. Se propuso un proyecto con el cual todo el proceso, desde la captura, carga de documentos, validación biométrica, generación de los contratos digitales, la firma electrónica simple y la conexión con sus sistemas se hiciera en un solo evento, con el fin de mejorar la experiencia del cliente.

Felipe Leñero, explicó que la plataforma de eFirma, de la cual es CEO y que cuenta con diversos sectores, atiende desde pequeños contribuyentes, que ofrecen sus servicios a empresas, hasta grandes empresas o instituciones gubernamentales que otorgan créditos de nómina a través de sus sistemas de firma electrónica. Leñero abordó el siguiente tema: ¿cómo incluir la firma electrónica dentro de este procedimiento para una sofomER? Cuando se daba un crédito, usualmente la persona que llega al edificio de la institución con todos sus documentos, se los entrega a otra persona, ésta última funciona como un intermediario entre el solicitante del préstamo y la institución. Algo que se descubrió fue que los intermediarios tomaban fotografías de los documentos para solicitar un crédito con otra institución o modificar los documentos del cliente para cambiar las cuentas beneficiarias y cometer de esa manera un robo de identidad. Con la implementación de la tecnología que maneja eFirma, se descarta la presencia del intermediario, de esta manera se combate el robo de identidad.

Fernando Vera, CEO de Cincel, explicó que ellos se dieron cuenta que el sector de los bienes raíces está prácticamente en cero en cuanto a digitalización. Con la pandemia del Convid-19 surgió un área de oportunidad en la renta de departamentos, más ahora que no se puede realizar un KYC; un análisis del usuario sobre a quién le estás rentando el departamento. De esta manera, Cincel se volvió el aliado del abogado, quien necesita asesorar en estos momentos al cliente para generar cierto tipo de documentos, revisar qué se debe solicitar al futuro arrendatario, y las diferencias que existen al administrar inmuebles de propiedad en condominio u oficinas corporativas, la misma plataforma de Cincel da la oportunidad de hacer esta diferencia.

“¿Cómo se puede demostrar esta conexión entre el firmante y el documento? Electrónicamente es mucho más fácil y confiable hacer esa conexión, por lo tanto, una firma electrónica bien implementada da una certeza jurídica mayor a una firma autógrafa.”: Tomás Álvarez.

En el panel Validez legal de las firmas electrónicas, Luis Cárdenas, Cofundador de WeeSign, identificó tres diferencias que han permitido a las empresas de firma electrónica avanzar con un enfoque diferente y que agrega mucho más valor a la industria: la primera es un enfoque en el cliente, ya que han escuchado tanto los procesos como los deseos del cliente, han ayudado personalmente a mejorar sus flujos operativos y han adaptado sus operaciones a la tecnología. Lo anterior va ligado a la siguiente diferencia, el enfoque en el cliente ha permitido a Weesign obtener un feedback loop, ya que este acercamiento con el cliente permite agregar valor a los productos. La tercera diferencia es contratar los servicios de una empresa de firma electrónica, que antes se pensaba que no tenía validez y ese paradigma va cambiando poco a poco.

De acuerdo con Tomás Álvarez, Cofundador de Mifiel, primero se debe entender que la firma autógrafa es la forma más común de otorgar consentimiento en un contrato. La firma vincula directamente al firmante con el documento firmado. Sin embargo, es difícil validar la autenticidad de la firma, por lo que se debe comparar con otros documentos firmados por la persona. El artículo 89 del Código de Comercio establece que la firma electrónica es un puente entre una identidad y un mensaje de datos (el documento); existen formas más confiables para validar la firma electrónica (geolocalización, datos biométricos, contraseñas de uso único, etc.), por eso en el Código de Comercio hay presunción de atribución de la firma electrónica, justamente porque es más fácil construir este puente. Lo que le preocupa al abogado no es un tema legal, pues ya está establecido en las leyes, sino probatorio, es decir, ¿cómo se puede demostrar esta conexión entre el firmante y el documento? Electrónicamente es mucho más fácil y confiable hacer esa conexión, por lo tanto, una firma electrónica bien implementada da una certeza jurídica mayor a una firma autógrafa. Lo mismo ocurre con una forma electrónica avanzada, la cual es un tipo específico de firma electrónica que por la tecnología que la sustenta y por la manera en que se emiten los certificados además te da un no repudio, lo que quiere decir que si tu firma está en un documento no puedes negar que firmaste, en caso de querer hacerlo se debe presentar una pericial para probarlo. Otro aspecto que respalda a la firma electrónica es que se puede garantizar la identidad del mensaje de datos del documento y su no modificación.

Juan Enrique Aguilar, Cofundador de Certificación Digital Online, comentó que la tecnología da certeza en cuanto a quién y cuándo se firmó un documento, y desde qué IP; lo importante es cómo trasladar estas características al ámbito jurídico, cómo hacerlo válido ante una autoridad y ante un juicio, convencer a un juez de que lo que establece una máquina es confiable. Para ello es básico apoyarnos en los elementos oficiales legales, los PSC, si el documento electrónico tiene una constancia de conservación, un sello de tiempo emitido por un PSC, esto significa que ya tiene un elemento electrónico oficial. Las herramientas tecnológicas brindan todos esos elementos para demostrar que cierta persona firmó un contrato en fecha y hora determinadas, un fedatario podrá certificar esos datos los cuales se pueden migrar a lo que se presentará en un tribunal. Algo determinante es que la validez jurídica y, en consecuencia, la validez probatoria es plena, lo que podría generar duda es la forma en que se exhibe esa prueba en caso de ser necesario ya que en nuestro sistema de justicia no gana un juicio quien tiene la razón, sino quien la de muestra correctamente.

Gerardo Guarneros, Director adjunto de Firma Autógrafa Digital, opinó que el estado actual de las firmas electrónicas es producto de la madurez tecnológica y legal. La legislación en cuanto a estos temas en México data desde la década del 2000, cuando la legislación estaba lista apenas se contaba con los aspectos elementales de esta tecnología (nips, token, firma a cuatro dígitos, ni siquiera contábamos todavía con user ni password), lo que generó un serio problema de robo de identidad. El principal cliente en robo de identidad era la firma en papel y las firmas básicas también se convirtieron en víctimas de este tipo de procesos. De esta situación se generó la evolución en cuanto a que el objetivo era ayudar a la gente a prevenir estos problemas. Las soluciones que permitan tener fehacientemente a los firmantes son una manera de inhibir el fraude, lo que recomendamos a los clientes es la firma multifactor. El tema multifactor que propone FAD consiste en utilizar tecnología para validar las formas de identificación de una persona, por ejemplo, los elementos de seguridad de INE o conectarse a la base de datos gubernamental como un segundo factor de seguridad. Adicional a esto se ocupan datos biométricos para garantizar que la persona es quien dice ser. Los elementos multimedia son el tercer factor relevante, es decir, tener un elemento a través del cual se tome evidencia del firmante frente al documento, es lo que da certeza a ambas partes.

“El tema multifactor que propone FAD consiste en utilizar tecnología para validar las formas de identificación de una persona, por ejemplo, los elementos de seguridad de INE o conectarse a la base de datos gubernamental como un segundo factor de seguridad.”: Gerardo Guarneros.

La Emergencia Continúa…

Definitivamente el abogado digital puede dar fe de que la pandemia de Covid-19 aumentó la adopción de tecnologías en muchos ámbitos, aunque todavía falta camino por recorrer y tecnologías por adaptar a la vida diaria de las personas, empresas, y organizaciones gubernamentales. Sin embargo, la emergencia sanitaria continúa y no es momento de bajar la guardia, pues mientras los colegas médicos luchan en clínicas y hospitales por salvar vidas, el abogado digital también pone sus esfuerzos en contribuir para que la impartición de justicia y las relaciones jurídicas entre personas puedan realizarse con una distancia social efectiva, y con la certeza de que las actuaciones tendrán plena validez para todas las partes.

COMPARTIR

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Artículos

RELACIONADOS

EL FORO DONDE SE DIFUNDEN Y ANALIZAN LAS NOTICIAS

Recibe noticias semanales

Suscríbete a nuestro boletín

Aviso de Privacidad

Foro Jurídico © 2021