Centralización de la Contratación Pública en el gobierno de AMLO

La importancia de la contratación pública en el mundo, ha dado pie a una serie de acuerdos internacionales, unos comerciales por lo que se refiere a tratados y otros normativos como las convenicones de la ONU[1] y OCDE,[2] los indicadores y barómetros de TI,[3] el acuerdo de la OMC[4] e inclusive la Ley Modelo de la CNUDMI de la ONU.[5] Según el G20, la corrupción consume 5% del PIB mundial y se convierte en el enemigo número uno del comercio exterior.[6]

La jerarquía de la contratación pública queda plasmada cuando vemos que las cifras en torno a este concepto oscilan entre 20 y 40% del gasto público y entre 10 y 15% del PIB de las economías de los países. En México, según cifras de la SHCP, tomando como ejemplo el ejercicio presupuestal 2017, se tuvo un gasto neto de $5,255,867.6 MDP,[7] que corresponde a la contratación pública federal, aproximadamente 20% y 8% del PIB de la economía nacional; sin embargo, debemos precisar que el porcentaje de ambos rubros tiende a subir debido a las aportaciones federales, participaciones, convenios y subsidios de la federación a los estados y municipios, lo que asciende a $1,867,671.4 MDP del presupuesto total antes referido.[8]

La optimización de recursos públicos es cada vez más recurrente en los gobiernos en el ámbito global y efectivamente hemos vivido crisis mundiales que sin duda traen afectaciones, como ha sido la volatilidad cambiaria, el precio del barril de petróleo y los tratados internacionales, entre otros factores, situación que provoca que los presupuestos considerados por los gobiernos tengan ajustes en su estructura y orientación de gasto, lo que produce incumplimiento de los objetivos planteados en los planes de desarrollo y constantes reducciones presupuestales sin una aplicación metodológica de contención estratégica del gasto.

La extrema flexibilidad en las decisiones de los servidores públicos, el mal uso de la discrecionalidad en su actuación pública, la determinación de prerrogativas que tienen como representantes del Estado y la preferencia de intereses personales sobre los públicos, hace que ninguna estrategia sea efectiva. La configuración de un proceso centralizado de gestión adecuado, con un marco normativo bien estructurado, sistemas de gestión del riesgo, estructura funcional congruente y bien determinada, así como exposición del proceso con estándares de transparencia y rendición de cuentas, limitarán la manipulación y oportunidad a la corrupción.

El modelo de la centralización no es nuevo y países como Colombia, Chile, Ecuador, Perú, España, Italia, Francia, Nueva Zelanda, Estados Unidos, entre otros, tienen sistemas centrales de contratación pública, mediante los cuales constituyen figuras rectoras con potestades tanto normativas, estratégicas y procedimentales en algunos casos. En estos países las figuras pueden ser autónomas o dependientes de ministerios de economía o finanzas y por ello, no es descabellada la idea del nuevo gobierno del presidente electo Andrés Manuel López Obrador.

La centralización es posibilidad de solución para la corrupción en la contratación pública, siempre y cuando atienda el cumplimiento del interés público y se convierta en un verdadero órgano rector, regulador, de control y prevención, así como un ente encargado de implementar mejores estrategias para hacer más con menos, efectivo en la aplicación de los recursos y catalizador de programas y políticas públicas.

La centralización es arma de dos filos porque puede ser utilizada para generar mayor competencia, transparencia y cumplimiento normativo o también puede ser utilizada para dirigirlas a un grupo cerrado de empresas (lo sabremos en el tiempo y no tardará mucho). A manera de ejemplo vimos en Pemex una centralización de la contratación pública al inicio de la administración del presidente Enrique Peña Nieto, donde se privilegiaba la adjudicación directa en un 80% durante la gestión de Emilio Lozoya Austin y en contraste, vimos una centralización bien utilizada por sus sucesores José Antonio González Anaya y Carlos Treviño Medina revirtiendo el procedimiento competitivo al 85% y limitando las adjudicaciones directas.

Como podemos ver, en México tenemos toda clase de historias y formulas, es por ello que, pensando en positivo, estamos a la expectativa de una centralización que ponga orden, que limite la corrupción y malas prácticas, que defina responsables de la ejecución del gasto, que aseguren la efectiva aplicación de los recursos, con las mejores condiciones para el Estado y que garantice la buena administración.

En piso parejo, todos juegan y México gana.

[1] Ver la “Convención de las Naciones Unidas contra la Corrupción” en la web: https://www.unodc.org/pdf/corruption/publications_unodc_convention-s.pdf . Fecha de consulta: 15 de julio de 2018.

[2] Ver la “Convención para Combatir el Cohecho de Servidores Públicos Extranjeros en Transacciones Comerciales Internacionales y Documentos Relacionados” de la OCDE en la web: https://www.oecd.org/daf/anti-bribery/ConvCombatBribery_Spanish.pdf  Fecha de consulta: 15 de julio de 2018

[3] Ver los cuatro índices de corrupción internacional de la organización Transparencia Internacional en la web: http://transparencia.org.es/indices-de-corrupcion-internacional /  Fecha de consulta: 15 de julio de 2018.

[4] Ver el “Acuerdo sobre Contratación Pública” de la Organización Mundial de Comercio en la web: https://www.wto.org/spanish/tratop_s/gproc_s/gproc_s.htm.  Fecha de consulta: 15 de julio de 2018.

[5] Ver la “Ley Modelo de la CNUMI sobre la Contratación Pública” de las Naciones Unidas en la web:  http://www.uncitral.org/pdf/spanish/texts/procurem/ml-procurement/2011-Model-Law-on-Public-Procurement-s.pdf.  Fecha de consulta: 15 de julio de 2018.

[6] Cfr. Jaime Rodríguez–Arana Muñoz, La respuesta jurídica a la corrupción en la contratación pública en Brasil y España, Editorial Thomson Reuters Aranzandi, Madrid, España, 2016, p. 48.

[7] Ver el “Observatorio del Gasto” de la SHCP en la web: http://www.transparenciapresupuestaria.gob.mx/work/models/PTP/Presupuesto/Rendicion_de_Cuentas/CP_2017.pdf . Fecha de consulta: 15 de julio de 2018.

[8] Ver el “Observatorio del Gasto” en entidades sub federadas en la web: http://www.transparenciapresupuestaria.gob.mx/es/PTP/EntidadesFederativas#MapasRamo23 . Fecha de consulta: 15 de julio de 2018.

COMPARTIR

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Artículos

RELACIONADOS

foro jurídico Plaza de la Constitución CDMX

Independencia y Constitución

Siendo contra los clamores de la naturaleza vender a los hombres, quedan abolidas las leyes de esclavitud Miguel Hidalgo y Costilla En México la guerra…
foro jurídico Derecho

Kelsen para litigantes

Hans Kelsen fue un jurista práctico espléndido. En su vida, elaboró proyectos constitucionales, legislativos y reglamentarios. Realizó dictámenes para la ONU; y sobre todo, fue…
foro jurídico Derechos de las personas con discapacidad

El umbral entre la invisibilidad y los censos

Es secreto de corredor el que el INEGI en su censo de 2020 dado a conocer en enero de este año, fundió datos de personas con discapacidad y personas que transitaban temporalmente por alguna “dificultad”, la importancia de los números en cuanto a grupos vulnerados no ha sido vislumbrada por dicha institución. Qué se necesita saber mínimamente en cuanto al grupo de personas con discapacidad y por qué, será motivo de estas líneas.

EL FORO DONDE SE DIFUNDEN Y ANALIZAN LAS NOTICIAS

Recibe noticias semanales

Suscríbete a nuestro boletín

Aviso de Privacidad

Foro Jurídico © 2021